MéXXIco Libre de corrupción

shutterstock_211445299.jpg

La gravedad del cáncer de corrupción que vivimos en nuestro país exige un cambio transformacional de enorme magnitud. Es indispensable buscar nuevos enfoques que permitan desechar el escepticismo y despierten la ilusión de los ciudadanos, especialmente de los jóvenes en torno a una visión de futuro atractiva, incluyente y posible.

Hablar de la aspiración a tener un país LIBRE, parte de reconocer que hoy no lo somos, que la corrupción, con su alcance y profundidad, se ha convertido en una jaula, una prisión, que tiene presa, encerrada, a toda la Nación.

Hay que encontrar formas de liberarnos para que la sociedad pueda volar hasta las alturas de las aspiraciones personales y sociales, sin los frenos y las ataduras omnipresentes de la corrupción que afectan a todos y benefician a unos cuantos.

Hay que liberar el potencial creativo y emprendedor de mujeres y hombres que quieren sencillamente una vida mejor. Tenemos que liberar el valor y generar la riqueza que se logra cuando entre los ciudadanos hay confianza mutua y en las instituciones.

MéXXIco, así con doble equis, tiene que transformarse en este Siglo XXI, no podemos perder otra generación, el tiempo es ahora y el potencial es enorme. Hay que construir un país sin corrupción y eso se logra con un amplísimo acuerdo ciudadano, que empieza necesariamente con el compromiso personal de NO participar en actos de corrupción, se refuerza en la familia y en la educación y se consolida con una comunidad activa, propositiva y vigilante.

Esta es una tarea de todos. Es factible y vale la pena. ¡Súmate e invita a otros a hacerlo!

 

Por favor revisa tu email para activar tu cuenta a través de la liga que te mandamos.
    commented on MéXXIco Libre de corrupción 2017-08-31 03:44:41 -0500
    Me encanta la propuesta y creo firmemente que lo podemos lograr. La carta presentación, me gusta, pero para mí , lo mejor son los dos últimos párrafos.
    El comienzo creo que todos estamos conscientes de que el problema es mayúsculo. Yo quisiera aportar una sugerencia un poco diferente, ya que me parece que parte del problema es que la gente lo ve tan difícil ( casi imposible ) de lograr, que mejor se acomoda y se conforma con vivir con ella.
    Mi propuesta es demostrarles que si hacemos lo que se menciona en los dos últimos pasos de la carta propuesta, es posible lograrlo y de una manera natural.
    Les voy a enviar un artículo que estoy publicando ésta semana en el periódico “El Asegurador”, en la columna “Reflexiones”, en la que hago esa propuesta al ciudadano y la hago a manera de disyuntiva, diciéndole: Si no estás en contra de la corrupción y te comprometes a no hacer ningún acto que la alimente y a sumarte a la guerra que estamos haciendo en contra de ella, entonces estás a favor.
    Esto es fuerte, pero mi intención es confrontarlos y mostrarles un camino viable y comprobable científicamente.
    Encantado me sumo a Méxxico Libre de Corrupción y creo qué hay que coadyuvar con todas las demás iniciativas que la combatan.
    Estoy a sus órdenes.
    Carlos Molinar
    carlos@molinar.com